Senegaleses en Tánger

Desde lo alto de la Kasbah, donde todo es mar y cielo y luz, bajo por un laberinto de infinitos escalones hasta el Petit Souk. En la placita rodeada de nostálgicos cafés de arquitectura francesa donde los marroquíes se sientan a mirar la vida, me desvío y me voy por una callecita estrecha y sombría….