Entre nosotras

A diferencia de lo que muchos creen, ser mujer viajera no es restrictivo, sino, muy por el contrario, un precioso beneficio, al que yo llamo “abrepuertas”. En las culturas hindú y musulmana -por sólo nombrar a las dos en las que muevo con más frecuencia- las mujeres no tienen permitido el contacto con hombres desconocidos, incluso muchas veces sólo pueden interactuar con hombres de su entorno familiar. Pero sí pueden hacerlo con mujeres, no importa que sean desconocidas y extranjeras. Es un regalo la comunicación entre nosotras. Muchas veces sucede que me hablan en su lengua creyendo que puedo entenderles, pero no importa. Lo que cuenta es ser mujer, nuestra intuición y esencia femeninas para captar todo lo que con una mirada nos estamos diciendo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s