La ciudad que siempre existió

Varanasi -la antiquísima Kashi- se pierde en los orígenes del hinduismo y del mito, tanto, que los hindúes dicen que la ciudad siempre existió. El sagrado Ganges es el alma de Varanasi y la ciudad tiene el corazón en el río. El Old Bazaar es su zona más antigua; su laberinto de galis (estrechas callecitas) lleva a Manikarnika, el crematorio más antiguo de la ciudad. Perderme por el Old Bazaar es una ceremonia que repito cada vez que vuelvo a Varanasi. La sensación es onírica, como entrar en un universo mágico. En sus galis nada es imposible. Los peregrinos que llegan de todos los rincones de India hacen larguísimas filas para entrar al venerado Kashi Vishwanath, los puestos de comidas exhalan humos y olores, los saris de seda que se venden en las tienduchas se hamacan al sol; el aire, impregnado de especias e incienso pica los ojos. Enormes vacas impiden el paso, sadhus seguidores de Shiva van y vienen con sus bastones y sus latitas de metal, las mujeres se apretujan en las tiendas de pulseras y telas, los que han llegado hasta aquí para realizar una puja compran guirnaldas de flores, tizas de colores, cordones mágicos, imágenes de Shiva, diminutos tridentes, hermosos Shiva lingams, bidones para acarrear agua del Ganga hasta su casa. Y cada tanto, llevado sobre varios hombros y acompañado de cánticos, pasa un muerto amortajado con telas de colores y flores. Y de pronto un tambor, anunciando a todos que un baba y su séquito pasarán por allí repartiendo bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s