Luz de luna

Hace 7 días compré una bolsa de pan bizcocho casero en un puesto sobre la ruta en Piedra del Aguila.
Tenía hambre, me comí dos o tres.
Metí la bolsa con lo que sobraba en la heladerita; cuando después de 1360 km llegué a casa, la puse en el freezer.
Hace 1 semana que como pan bizcocho casero con palta, con queso, con lo que sea.
Hoy vi que ya asoma en el cielo una brillante lunita creciente. Entonces me serví una copa de vino.
Y herví brócolis. Me gustan casi pasados, con bastante sal y mucho aceite de oliva. Calenté los panes bizcochos que quedaban, los tosté bien.
Comí escuchando Ragas.
Benditos los panes bizcochos caseros de Piedra del Aguila.
Y la lunita que crece como si estuviese germinando desde las entrañas del cielo, tierna y desafiante, después de esa noche terrible en que me quedé a oscuras.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s