Los pies de la diosa

Lakshmi, en la festividad de Diwali, es invitada a entrar a todos los hogares, a las chozas en el campo y a las suntuosas havelis, a los pequeños talleres de artesanos, a todas las tiendas, a todos los lugares de trabajo por más humildes o prósperos que sean. La diosa recorre el mundo esa noche, baja desde algún lado, tal vez desde su morada de loto en el cielo vestida como viste ella, de rojo y siempre de gala. Lakshmi es la diosa de la fertilidad y la abundancia, del día y la luna creciente, de la marea alta, la lluvia y la cosecha, por lo tanto de la buena fortuna y la felicidad. También es Shakti, esa energía creadora primigenia femenina, que no hace, ES. Por lo tanto provoca pasivamente que dioses y humanos se desperecen, abran los ojos y se pregunten: Quién soy?

Los días previos a Diwali la gente embellece sus casas, las limpia a fondo, y si puede, reemplaza todo lo inservible y viejo comprando cosas nuevas. Son días hermosos especialmente en los pueblos chicos y las aldeas. Los mercados bullen, los frentes de las casas estrenan colores impolutos, y hay una esperanza que vibra en el aire, como si el aire estuviera hecho de las chispas de miles de millones de miradas que imaginan que ese año, tal vez la preciosa Lakshmi les regale abundancia.

Estampados en las entradas de las casas, los pies de la diosa representan a Lakshmi. Pero también muchas más cosas. Los pies aparecen en templos humildes y modernos y en antiguos templos hechos de mármol, a la vera de ríos sagrados, tallados en piedras burdas en zonas de peregrinaje, o pintados con tizas de colores en cualquier lado, hasta que los lave la lluvia. El hinduismo es dinámico y sincrético, por lo tanto, muchas cosas pueden mutar en otras cosas o representar muchas cosas. Sin embargo siguen siendo un mismo símbolo. Los pies de la diosa son los pies de Lakshmi y las huellas de Buda (Buddhapada). Los pies de la diosa son las huellas de nuestros padres, los de un maestro, a quienes se honra con reverencia. Los pies son los de Saraswati, la diosa de la sabiduría. Los pies de la diosa son los pies del que en pos de sí mismo, preguntándose Quién soy? se convierte en peregrino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s