Matera, el bello colmenar

Dicen que es más antigua que Roma, más remota que cualquier otro lugar de Italia. Y sí, basta mirar las cuevas  horadadas en las laderas de las colinas donde desde hace milenios vivió gente y sobre las cuales a través de los siglos más gente construyó casas. Una sobre otra, apiladas, apretadas, sosteniéndose entre sí. Y luego casonas y algunos palacios y luego iglesias. Cientos de iglesias, porque en Matera hay más de 450. 

Tanto para contar sobre esta ciudad sorprendente, tan bella. Un nido de abejas, un pesebre gigante que trepa hasta las cimas de dos colinas, una hoz por donde corre un río, el sol reverberando en la piedra clara, casi blanca, que no cesa hasta que las torres y las colinas comienzan a hacer sombra, porque ni en las colmenas ni en los pesebres hay árboles. No hay lugar.

Leí todo lo que encontré sobre la historia de Matera pero no voy a repetirla aquí. Sí contar lo más impactante: en 1954, la ciudad, devastada por la malaria, vivía en un estado de pobreza, insalubridad y dejadez tan grande que se convirtió en la vergüenza de Italia. Lo que nadie quería ver. Se decidió entonces construir una ciudad nueva al lado de la antiquísima y trasladar a todos los habitantes de Matera. Muchos se resistieron a abandonar el colmenar; por más que vivían sin agua corriente, sin cloacas, sin electricidad, era la morada de sus ancestros. Con el correr de los años se les permitió volver, siempre y cuando invirtieran en mejoras. Después llegaron expertos en historia, amantes de la arqueología, la arquitectura y el arte y Matera fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. A partir de ahí, otra historia. La que se vive desde que amanece hasta que sale la luna, callejeando sin parar, subiendo y bajando, siempre sin saber dónde estás, pero siempre fascinada, porque estás en la mágica Matera. 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Silvia Pérez dice:

    Unas sobre otras ,apiladas, apretadas, sosteniéndose entre si. Hace muchos años leí la misma descripción ,pero sobre otro lugar tan ajeno y extraño , como era , en aquel tiempo una cárcel de mujeres. Me llamó mucho la atención ese núcleo de solidaridad en ese lugar , también panal , también vergüenza de la sociedad,donde algunas de ellas eran exterminadas y reproducían su nido en los baños de La estación Retiro. Historias .verdaderas.

    Me gusta

  2. Silvia Pérez dice:

    Perdón, quise decir ,algunas de ellas eran externadas luego de cumplir su condena. Más tarde , fueron evacuadas de los baños de Retiro

    El jue., 21 oct. 2021 0:16, Silvia Pérez escribió:

    > Unas sobre otras ,apiladas, apretadas, sosteniéndose entre si. > Hace muchos años leí la misma descripción ,pero sobre otro lugar tan > ajeno y extraño , como era , en aquel tiempo una cárcel de mujeres. > Me llamó mucho la atención ese núcleo de solidaridad en ese lugar , > también panal , también vergüenza de la sociedad,donde algunas de ellas > eran exterminadas y reproducían su nido en los baños de La estación Retiro. > Historias .verdaderas. >

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s