La carpa azul

Los preparativos estaban en la cabeza de papá, o mamá. No lo sé; tal vez en las de ambos. Pero un día de enero nos subíamos todos a un DKW amarillo (más adelante fue un llamativo Valiant color lila pálido) y nos íbamos al Sur. Papá y mamá, hermosos, jeans gastados y en zapatillas. Y…

Mi niña

Estabas vestida de hada y me peinabas. Hablabas sola, desenredabas la madeja de mi melena y me hacías peinados. Yo leía Crimen y Castigo, lo sé porque jamás olvidaré mi tamborilear sobre las tapas de ese libro. Crimen y Castigo sonaba como ningún otro libro y olía a chocolate. Una cuchara de madera como varita…

Cosas mágicas

Hay dos personas en esta Tierra a las que quiero más que a mí misma. Una es un varón a quien yo llamo mi sol porque como sea y desde donde sea con su cháchara brillante y su risa cristalina me ilumina. La otra es una hermosa luna perlada en el cielo oscuro. La luna…

Mi Phurba tibetana

Mi abuelo Tata murió a los 99 años y su legado -además de sus cuadros multicolores de candombes y milongas, sus cuentos fantásticos y su particular manera de pensar y mirar la vida-  fue una biblioteca inmensa y una espectacular colección de porcelanas chinas y antigüedades asiáticas. Seis hijos, cerca de treinta nietos y varios…