Friendship is a nice thing

No recuerdo cómo llegué a Benares. No sé si fue en tren desde Haridwar o en bus desde Rishikesh. Pero sé que llegué a media mañana, cuando ya las calles eran un hervidero y el calor húmedo que emana el Ganges flotaba denso en el aire. El conductor del tuc-tuc que me traía frenó en…

Desde el jardín del Grand Hotel de Amritsar

Oh milagro. Con una cerveza en la mesa y conectada a wi-fi, escribo en mi ordenador desde el jardín del Grand Hotel de Amritsar. Suena a primer mundo, ¿verdad? Casi, casi, aunque por el jardín corretean cuatro gatos detrás de innumerables y asquerosos ratones. Yo conviviendo con ratones, dónde se ha visto. Pero uno se…

Pensamientos soporíferos

El sopor me envuelve y me aplasta la cabeza. Sentada en la galería del Grand Hotel de Amritsar –donde ya lo dije, los gatos corretean en pos de diminutos ratones-, intento deshilvanar el lío de la madeja de mis pensamientos. Oh, India. Hasta que llegué aquí di por sentado que los indios no tenían que…

La magia de la quietud

Una vez que logramos atravesar las calles de Amritsar sin que nos pise un rickshaw o una moto, entramos a su Old Bazaar junto con una descomunal horda de gente. Vamos hacia el Golden Temple y no hace falta preguntar el camino: basta seguir a la multitud. Dicen que esto es así los 365 días…

El mundo desde una shikara

Trato de no mirarlos, me digo que no existen; aquí hay tantas otras cosas para ver. Pero es imposible abstraerse, no sólo los soldados están en todas partes, se los huele como si fueran pólvora, el aire de Srinagar está enrarecido por su intensa presencia. Camino por una vereda cerrada a un lado por alambradas…

Largo viaje a Srinagar

Srinagar está pegada a la frontera con Pakistan y es la capital de la conflictiva y militarizada Kashmir. La región que circunda a la ciudad fue la más afectada durante la guerra con Pakistan en 1999 y hoy continúa siendo un enorme problema en India: Kashmir pretende separarse de India y convertirse en un estado…

Oh, Lamayuru

Lamayuru tiene la gompa más antigua de todo Ladakh, y para mí, la más impresionante y sugestiva. Como el resto de los monasterios budistas está sobre un peñón, con una aldea alrededor. Llegamos allí desde Dha, por un camino de tierra y piedras que bordeó durante dos o tres horas un arroyo sombreado por álamos…

Dha, a la luz de las velas

Más allá de los límites. Un poco más, a donde nadie, o pocos, llegan. Teniendo en cuenta mis posibilidades, siempre viajo así. Fran, mi hija, no me va a la zaga. Todos van para un lado, nosotras vamos a contramano. Habíamos leído que dentro de Ladakh existe un pequeño valle habitado por arios budistas. ¿Arios…

De Srinagar a Amritsar

Metida en la cama de nuestro hotel en Srinagar, mi hija Frani leía el diario. Ella tiene esa costumbre, se compra diarios (generalmente de días o semanas anteriores) del lugar en donde estamos y los lee de cabo a rabo. Yo no sé qué hacía, tal vez pensaba en cómo saldríamos de esa ciudad rodeada…

Gompas en el valle del río Indo

Tierra marrón, colores otoñales, sol amarillo y las gompas entre las montañas y el cielo. Para llegar a ellas siempre hay que trepar. La senda que lleva a la de Leh está salpicada de stupas, monumentos encalados redondeados y cerrados, que simbolizan la espiritualidad de Buda. Ladakh posee la mayor cantidad de monasterios budistas de la…