Kiran, mi sherpa

Mi guía durante el primer trek que hice por la cordillera de Annapurna se llamaba Kiran. Como casi todos los nepalíes era bajito y de contextura pequeña, aunque trepaba y saltaba como una cabra y no se cansaba nunca. Kiran tenía los ojos achinados, era muy dulce y siempre tenía una sonrisa pintada en su…

Nepal: la felicidad de entregarse al camino

El comienzo de una inolvidable aventura A pesar de que mi hija Fran y yo ya acusábamos el cansancio de las duras semanas de viaje por el extremo norte de la India, las historias de otros viajeros hicieron que al cruzar a Nepal fuéramos directamente a Pokhara, decididas a internarnos a pie por la cordillera…