Entre nosotras

A diferencia de lo que muchos creen, ser mujer viajera no es restrictivo, sino, muy por el contrario, un precioso beneficio, al que yo llamo “abrepuertas”. En las culturas hindú y musulmana -por sólo nombrar a las dos en las que muevo con más frecuencia- las mujeres no tienen permitido el contacto con hombres desconocidos,…