En Cusco

Aunque ya había viajado en solitario por varios países europeos, el que considero mi viaje iniciático -disparador de todos los que vinieron luego- fue a Cusco, Perú, en agosto 2004. Esta crónica, escrita ni bien regresé a Buenos Aires y compuesta por 37 episodios muy cortos, está basada en los apuntes recogidos en mi diario…

Mi Phurba tibetana

Mi abuelo Tata murió a los 99 años y su legado -además de sus cuadros multicolores de candombes y milongas, sus cuentos fantásticos y su particular manera de pensar y mirar la vida-  fue una biblioteca inmensa y una espectacular colección de porcelanas chinas y antigüedades asiáticas. Seis hijos, cerca de treinta nietos y varios…