De Srinagar a Amritsar

Metida en la cama de nuestro hotel en Srinagar, mi hija Frani leía el diario. Ella tiene esa costumbre, se compra diarios (generalmente de días o semanas anteriores) del lugar en donde estamos y los lee de cabo a rabo. Yo no sé qué hacía, tal vez pensaba en cómo saldríamos de esa ciudad rodeada…