Treinta años

Estabas vestida de hada y me peinabas. Hablabas sola, me deshacías la madeja de mi melena, me hacías peinados imposibles. Yo leía Crimen y Castigo, lo sé porque jamás olvidaré mi tamborilear sobre las tapas de ese libro. Crimen y Castigo sonaba como ningún otro libro y olía a chocolate. Una cuchara de madera como…

Cosas mágicas

Hay dos personas en esta Tierra a las que quiero más que a mí misma. Una es un varón a quien yo llamo mi sun en vez de son porque como sea y desde donde sea me ilumina. La otra es una luna perlada en el cielo oscuro. La luna ha viajado conmigo incontables veces, nos hemos reído mucho…

Nepal: la felicidad de entregarse al camino

El comienzo de una inolvidable aventura A pesar de que mi hija Fran y yo ya acusábamos el cansancio de las duras semanas de viaje por el extremo norte de la India, las historias de otros viajeros hicieron que al cruzar a Nepal fuéramos directamente a Pokhara, decididas a internarnos a pie por la cordillera…

Pensamientos soporíferos

El sopor me envuelve y me aplasta la cabeza. Sentada en la galería del Grand Hotel de Amritsar –donde ya lo dije, los gatos corretean en pos de diminutos ratones-, intento deshilvanar el lío de la madeja de mis pensamientos. Oh, India. Hasta que llegué aquí di por sentado que los indios no tenían que…

El mundo desde una shikara

Trato de no mirarlos, me digo que no existen; aquí hay tantas otras cosas para ver. Pero es imposible abstraerse, no sólo los soldados están en todas partes, se los huele como si fueran pólvora, el aire de Srinagar está enrarecido por su intensa presencia. Camino por una vereda cerrada a un lado por alambradas…

Oh, Lamayuru

Lamayuru tiene la gompa más antigua de todo Ladakh, y para mí, la más impresionante y sugestiva. Como el resto de los monasterios budistas está sobre un peñón, con una aldea alrededor. Llegamos allí desde Dha, por un camino de tierra y piedras que bordeó durante dos o tres horas un arroyo sombreado por álamos…

Dha, a la luz de las velas

Más allá de los límites. Un poco más, a donde nadie, o pocos, llegan. Teniendo en cuenta mis posibilidades, siempre viajo así. Fran, mi hija, no me va a la zaga. Todos van para un lado, nosotras vamos a contramano. Habíamos leído que dentro de Ladakh existe un pequeño valle habitado por arios budistas. ¿Arios…

De Srinagar a Amritsar

Metida en la cama de nuestro hotel en Srinagar, mi hija Frani leía el diario. Ella tiene esa costumbre, se compra diarios (generalmente de días o semanas anteriores) del lugar en donde estamos y los lee de cabo a rabo. Yo no sé qué hacía, tal vez pensaba en cómo saldríamos de esa ciudad rodeada…

Gompas en el valle del río Indo

Tierra marrón, colores otoñales, sol amarillo y las gompas entre las montañas y el cielo. Para llegar a ellas siempre hay que trepar. La senda que lleva a la de Leh está salpicada de stupas, monumentos encalados redondeados y cerrados, que simbolizan la espiritualidad de Buda. Ladakh posee la mayor cantidad de monasterios budistas de la…

¡Jule!

Todo el tiempo pienso en cómo voy a contar esto. Qué palabras voy a usar. Las que existen no me van a alcanzar. Ladakh, norte extremo de la India, región budista delimitada por China hacia el este y las imponentes montañas de Kashmir hacia el oeste. A Leh, su pueblo más importante, llegó el avión….