En scooter por el país de las chimeneas de hadas

Hay situaciones durante los viajes en solitario -especialmente por lugares remotos- que dejan a una expuesta, medio desnuda, y todo lo que una ES termina siendo tan evidente que resulta imposible hacerse la distraída. En Cappadocia (pronúnciese ‘cappadokia’) me enfrenté con mi tremenda tozudez: sí, cuando algo se me mete en la cabeza funciono como una mula. Por suerte entre…

Té de menta y Cous Cous

Rapidísimo, así escribo antes de que se me borre todo desde este teclado viejo y machucado, en un cueva oscura de Taroudant. Qué contar; es tanto que cuando tenga tiempo escribiré un libro. Estamos en un mundo lejano, tan distante que a veces me pregunto si podré volver. Otra galaxia, primero Marrakech y sus laberintos,…