Nidos

Es enero y sopla el Sudeste. Tan mío, tan del Bajo, tan sanisidrense. Trae con su ruido a sauces despeinados un montón de recuerdos. La casa de mis abuelos. Estaba aquí arriba, en lo alto de la barranca. Y en los largos atardeceres de verano unos cuántos se juntaban bajo el palo borracho del jardín…

Morning glory (Oda al Bajo de San Isidro)

Pasto seco y humedecido. Gorro, guantes y abrigo, camino rápido respirando frío. Hace una semana mi salvavidas era una botella de agua en el calor madrileño; hoy Buenos Aires amanece naranja, helada en el río. La mañana se levanta por el este; la noche todavía anida en las sombras de las barrancas. Respiro densas nubes…